MICROPIGMENTACIÓN

Si te gusta maquillarte, seguro que estarás de acuerdo con nosotros en que los cosméticos embellecen nuestro rostro. Sin embargo, poner en práctica la rutina de maquillaje día a día a veces puede generarnos algo de pereza. Sobre todo entre semana, cuando para maquillarnos debemos levantarnos más pronto de lo que ya lo hacemos. ¿Te has planteado someterte a un tratamiento de micropigmentación? Quizá no hayas oído hablar de este término pero sí de maquillaje permanente, que es una técnica estética de corrección facial temporal de larga duración que utiliza pigmentos que se depositan en la dermis.

Gracias a la acción de nuestro sistema inmunológico se produce la fijación de los pigmentos entre la epidermis y la dermis. Este tratamiento se puede aplicar en las cejas, en los labios y en los ojos con la finalidad de destacar, equilibrar y corregir las facciones de cada persona, y así aumentar la belleza y rejuvenecer el rostro. El maquillaje permanente puede durar en el rostro varios años debido a su carácter permanente, pero tranquila, es posible remodelarlo si tus gustos varían o si aparecen arrugas en las zonas donde se ha aplicado.

La micropigmentación de labios te da la posibilidad de corregir los defectos que tengan tus labios o sus perfiles, y podrás lucir las 24 horas del día unos labios carnosos y bonitos. La micropigmentación de ojos, por su parte, te permite decir adiós al hábito de pintarte el eyeliner a diario. Gracias a la técnica del maquillaje permanente tendrás siempre una mirada luminosa y atractiva.

Además, no puedes olvidarte de las cejas, que aportan personalidad y carácter a la mirada. Con la micropigmentación de cejas puedes ponerle remedio al despoblamiento en el vello, ocultar cicatrices o corregir asimetrías. Ya no es necesario que diseñes cada día la forma de las cejas que más te favorezca, ahora esta técnica puede dibujarla por ti de una manera duradera.