MANICURA Y PEDICURA

Las uñas aportan una alta dosis de personalidad y elegancia a nuestras manos y pies. Unas manos bonitas no son tal sin unas uñas cuidadas y con un esmalte coherente con nuestra forma de ser o con la tendencia del momento. Pintarse las uñas es un arte, y es que cuando nos hacemos la manicura a nosotras mismas es muy fácil que el esmalte salga por fuera de la uña o que este quede con capas de más. Y eso por no hablar de que no retiramos las cutículas ni nos aplicamos un tratamiento exfoliante. A veces rechazamos pintarnos las uñas porque pensamos que la manicura nos va a durar poco tiempo. Sin embargo, si lo que buscas es prolongar la duración en Santum te sugerimos opciones interesantes como la manicura semipermanente o las uñas de gel.

La manicura y la pedicura semipermanente permanecerá en tus uñas al menos durante quince días, y tras aplicar el esmalte este se seca con una lámpara de luz UV. Las uñas de gel, por su parte, son prótesis que se crean a base de un gel moldeado sobre la uña natural. Posteriormente se aplican varias capas de base, esmalte y fijador, y se procede a secar la uña con una luz ultravioleta. Si eres más atrevida, quizá te animes y les pidas a nuestros profesionales Nail Art. Esta técnica ya tuvo éxito durante los años 80 y vuelve a estar de moda. Consiste en decorar tus uñas con dibujos de animales, flores, logos o cualquier otra cosa que se te pase por la cabeza.

Además de la manicura y de la pedicura, en Santum tenemos disponibles otros tratamientos como el rejuvenecimiento de manos o el spa de manos y pies. Santum Hands Deluxe, por ejemplo, es una manicura de rejuvenecimiento que comienza con una exfoliación a través de una pala ultrasónica, se realiza un peeling con ácido láctico y se aplica una crema basada en células madre. Cuéntales a nuestros profesionales qué efecto quieres conseguir en tus manos y ellos te aconsejarán qué tratamiento te conviene.